miércoles, 30 de junio de 2010

Graficación de las distribuciones de Frecuencia


Las gráficas de distribución de frecuencia y de distribución de frecuencia relativa son útiles porque ponen de manifiesto y aclaran las tendencias que no se captan fácilmente en las tablas. Atraen Las la atención del lector sobre las tendencias de los datos.


Histogramas


La figura 1 es un ejemplo de un histograma. El histograma es una serie de rectángulos, todos ellos de anchura proporcional a la gama de valores dentro de una clase y también de altura proporcional a los elementos que caen dentro de la clase. Si las clases que empleamos en la distribución de frecuencia tienen el mismo ancho, las barras verticales del histograma lo tendrán también. La altura de la barra de cada clase corresponde al número de elementos de está última.

Un histograma que se sirve de la frecuencia relativa (tabla 6) de las observaciones de datos en cada una de las clases y no del número real de observaciones recibe el nombre de Histograma de frecuencia relativa (fig. 2). Este tiene la misma forma que un histograma de frecuencia absoluta hecho con el mismo conjunto de datos. La única diferencia entre el histograma de frecuencia absoluta y el de frecuencia relativa, es la escala vertical de la izquierda, en el primero es el número absoluto de observaciones en cada clase y en el segundo es el número de observaciones en cada clase como una fracción del número total de ellas.


TABLA 6: Concentraciones de cloro en muestras de agua tratada con intervalos de clase de 0.3 ppm usando la frecuencia relativa.



Fig. 2 Histograma de Frec. Relativa


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada